viernes, 31 de octubre de 2008

La I Ruta Literaria de las Tabernas y el Vino repartirá 18.000 libros en la provincia de Córdoba

La I Ruta Literaria de las Tabernas y el Vino de la provincia de Córdoba es una iniciativa que se pondrá en marcha durante los fines de semana del mes de noviembre con el objetivo de crear un reclamo turístico e incrementar el flujo de turistas tanto en la capital como en la provincia en épocas de baja afluencia.

Juderia de Córdoba

Gracias a esta iniciativa, cada una de las tabernas participantes entregará al cliente un libro por cada pedido compuesto media botella de Montilla-Moriles, acompañada de dos tapas o media ración.

Por tanto, las tabernas participantes dispondrán de, al menos, 525 medias botellas de fino, identificadas por una etiqueta con el anagrama del proyecto.


Imagen de las famosas Bodegas Campos


El Patronato Provincial de Turismo ha adquirido para ello 18.000 libros, que se han dividido en 31 lotes de 525 libros, uno por taberna participante. Se han elegido para tres títulos diferentes para repartir.

Además, se han editado 500.000 callejeros en los que aparecerán marcadas las tabernas participantes, incluyendo un listado con sus datos identificativos y el mapa de la capital y de la provincia.


Salmorejo y Mazamorra, el hoy y el ayer de la tradición culinaria cordobesa


Del mismo modo, se prevé su difusión mediante folletos en hoteles, hostales, así como en las oficinas de turismo de Córdoba, Sevilla y Málaga. También han colaborado en la puesta en marcha de esta iniciativa Hostecor, Córdoba 2016, y las delegaciones provinciales de Agricultura y Cultura de la Junta de Andalucía.


Mi más sincera felicitación a la Diputación Provimcial de Córdoba, así como a Turismo Andaluz, el Consejo Regulador Montilla-Moriles y la Editorial Almuzara por tan magnífica iniciativa.

A ver si toman nota por tierras jienenses.

miércoles, 29 de octubre de 2008

VII Jornadas Micológicas "Villa de Siles"

La principal novedad este año es un concurso nacional de fotografía

Con el otoño llega la temporada de setas -si bien es cierto que también la primavera las da excelentes- y apetece comer ricos platos de setas. El norte de España y Cataluña se llevan la fama, pero lo cierto es que en los montes y sierras de la provincia de Jaén podemos encontrar una gran variedad de ellas con las que podemos elaborar platos realmente exquisitos.

Un año más, y van siete, los aficionados a las setas han disfrutado de una cita ineludible en la Sierra de Segura. La temporada de setas este año está siendo estupenda según los entendidos en la materia y en esa edición las Jornadas Micológicas de Siles han querido aprovechar al máximo la buena coyuntura que se presenta. Como principal novedad hay que destacar la convocatoria del I concurso nacional de fotografía micológica “Villa de Siles”.



Las actividades comienzaron el pasado viernes, con la exposición de las fotografías recibidas y una conferencia a cargo de Juan de Dios Reyes, de la asociación Micológica “Lactarius”, que trató sobre ”Precauciones en el consumo de setas”. En la mañana del sábado todos los participantes subieron a la sierra para proceder a la recogida. La organización recomendó a los participantes no cojer aquellos ejemplares no comestibles y que las corten con navaja, para permitir la regeneración en una próxima temporada. Tras la recogida se procedió a la catalogación y posterior exhibición de las setas, hasta el día siguiente. El domingo, sobre el mediodía tuvo lugar la parte más deliciosa de estas jornadas: una degustación de setas y hongos en el restaurante Siles, con la colaboración de la Asociación de mujeres “Sierra del Agua”. Tras la comida, se procedió a la entrega de premios del concurso de fotografía.

Estas VII Jornadas Micológicas “Villa de Siles”, han servido, un año más, como punto de encuentro tanto para los buenos aficionados a este apasionante mundo de los hongos, ya asiduos a estas Jornadas, como para aquellos que acudieron por primera vez.


Las Setas tienen 90% de agua, nada de calorías, nada de grasas, si Hidratos de Carbono y Fibra. Por sus características y sus vitaminas son adecuadas y recomendadas, para las dietas adelgazantes. La mejor forma de comerlas es a la brasa, a la plancha, untadas en aceite. Al vapor también están buenas o salteadas con huevo con espárragos o simplemente salteadas con unos ajitos. Con las setas se pueden elaborar una infinidad de platos. En guisos de carne, estofados, asados... incluso existen dos especies que se pueden comer crudas en ensalada o en carpaccio como son: el champiñon y el Oronjas.Son muy saludables, no engordan y tienen muchas vitaminas.

Una forma de conservarlas todo el año, es hacer conservas de: Setas en aceite, setas desecadas que concentran su sabor. Para elaborar unas Setas a la plancha necesitaremos los siguientes ingredientes:
  • Setas
  • Ajos
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra de Jaén

A guisar:

Lo primero de haremos será limpiar bien las setas con un paño húmedo para limpiarlas de tierra. Se sazonan, se untan ligeramente con aceite y se ponen en la plancha bien caliente para que se vayan haciendo.

Cuando estén a medio hacer las espolvoreamos con el ajo y el perejil bien picaditos y las dejamos unos instantes más para que se terminen de hacer. Al servirlas, se puede añadir si se desea un chorro de aceite de oliva virgen extra de Jaén.

martes, 21 de octubre de 2008

Trucha del Borosa con salsa de almendras

La provincia con más cotos de trucha en Andalucía es Jaén, y la piscifactoría del Borosa, en pleno corazón de las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, repuebla los ríos de Jaén con 36 toneladas de truchas "arco iris" al año convirtiéndose de esta manera en es una de las piscifactorías más productivas de Andalucía. Se hace cargo de unas 200.000 huevas de trucha "arco iris" al año. Todas las huevas son hembras para evitar una reproducción masiva y un desajuste en la población de los ríos.

En ese sentido, hoy nos vamos a centrar en la rica cocina serrana de la zona. La cocina en Cazorla presenta una gran variedad de platos exquisitos como pueden ser las truchas a la serrana que son aromatizadas con níscalos y tomillo; las truchas en salsa de almendras; el gazpacho de patatas; el salmorejo con conejo; o los tradicionales e inconfundibles andrajos conocidos en la zona como "talarines" con liebre, conejo, bacalao o habicholones.

De los productos de la matanza del cerdo, la morcilla blanca, que es elaborada con carne de pavo o de gallina, carne de cerdo, manteca, ajos, perejil, pimienta, huevo, piñones y un poco de sal, supone una auténtica delicia para el paladar. Entre sus embutidos son apetitosos el salchichón de gamo y el chorizo de jabalí.

Esta que hoy os ofrezco, es una de las múltiples maneras de hacer unas truchas en salsa de almendras. No es ni más ni menos rica, es simplemente una forma más de elaborarlas.


Ingredientes:

  • 1 trucha por comensal
  • Zumo de limón
  • Aceite de oliva virgen extra de Jaén
  • Harina
  • Sal y pimienta
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharadita de harina de maíz
  • 150 gramos de almendras
  • 1 limón

A guisar:

Vamos a pedir a nuestro pescadero que nos limpie perfectamente las truchas de tripas y espinas. Una vez en casa lavamos las truchas con abundante agua. Las sazonamos ligeramente por dentro y por fuera.

A continuación las enharinamos ligeramente y las freímos en aceite de oliva virgen extra de Jaén hasta que se dore la piel exterior y el interior quede semi crudo, cuidando que no se rompan al dar vuelta. Sacamos de la sartén escurrimos de aceite y las ponemos en una bandeja de horno.

En la misma sartén donde hemos frito las truchas haremos la salsa de almendras con solo un poco de aceite. Salteamos el ajo picado, incorporamos la harina de maíz, rehogamos y por último mojamos con vino y el zumo del limón. Damos un hervor y agregamos las almendras picadas y previamente doradas en el horno. Una vez elaborada la salsa, la trituramos hasta que quede fina y si fuese necesario pasamos por el colador o chino, si bien os recomiendo que no lo hagáis ya que ese toque que supone encontrarse los trocitos de almendras es realmente espectacular para el paladar. Rectificamos del punto de sal y espesor si fuese necesario con una pizca de harina y reservamos.

Introducimos las truchas al horno a unos 180 grados para que se terminen de cocinar por dentro. Una vez estén al punto deseado, sacamos las truchas del horno y cubrimos con la salsa de almendras. Espolvorear con perejil bien picadito y listo para servir.

Por cierto, desde hoy me vais a permitir que os recomiende algunas de mis canciones preferidas por si os apetece escucharlas mientras navegáis por el blog. Simplemente tienes que pinchar sobre el enlace. After The Love Has Gone - Earth Wind And Fire

sábado, 18 de octubre de 2008

Arroz con moluscos

A la Banda, a la Catalana, a la Cubana, a la Valenciana, Caldoso, a la Milanesa, con conejo, con pollo, con marisco, con verduras, con bacalao, al estilo chino, al horno, en paella o en ensalada. Existen innumerables formas de preparar un buen arroz, tantas como puedas imaginar.

El arroz es una fuente de inspiración en la cocina. Todo depende de lo que quieras saborear en cada momento. Mariscos, verduras, o carnes suelen ser los ingredientes que más utilizamos por separado o mezclados entre sí. Hoy te propongo un sabroso arroz con moluscos. Un verdadero deleite para el paladar.

Ingredientes:

  • 350 gr. de arroz bomba
  • 2 Patas de pulpo (podéis utilizar unas patas de rejo. Es parecido al pulpo pero mucho más barato)
  • 2 Sepias pequeñas (se pueden utilizar unos choquitos)
  • 2 Calamares o tubos de pota
  • 250 gr. de almejas
  • 200 gr. de habas peladas
  • 1 Cebolla
  • 6 Pimientos del piquillo con el jugo de su conserva
  • 1 Hoja de laurel
  • 1 vaso de vino blanco de Jerez
  • Caldo de pescado
  • Aceite de oliva virgen extra de Jaén
  • Perejil

A guisar:

Vayamos por partes: Lo primero que haremos para elaborar nuestro arroz será cocer las patas de pulpo o rejo en una olla con agua, sal y una hoja de laurel. Mientras tanto limpiamos, lavamos y cortamos en trozos, las sepias y los calamares y reservamos sobre un papel absorbente.

Ponemos un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra de Jaén en una paellera o cazuela de “barro colorao de Bailén” y pochamos la cebolla y los pimientos del piquillo cortados ambos finamente. Cuando veamos que la cebolla adquiere un color dorado añadimos las habas junto con el arroz y removemos todo el conjunto para que se vayan fusionando los sabores y aromas de los ingredientes.

A continuación, cortamos las patas de pulpo o rejo en trozos no demasiado grandes y los incorporamos al sofrito junto con la sepia y los calamares que teníamos reservados en el papel absorbente. Dejamos hacer unos minutos antes de añadir el vaso de vino blanco de Jerez. Cuando el alcohol del vino se haya evaporado sazonamos y cubrimos con el caldo de pescado (podemos aprovechar el agua de cocer el pulpo). Añadimos al caldo el líquido de los pimientos del piquillo.

Dejamos cocer durante unos 25 minutos, pasado ese tiempo añadimos las almejas, apagamos el fuego y dejamos reposar durante 5 minutos. Espolvorear con perejil bien picadito y listo.

viernes, 17 de octubre de 2008

Gambón a la plancha

Con esto de la crisis, lo de darnos un homenaje a base de gamba blanca de Huelva se nos antoja complicado. Aún así, hay otras opciones que afortunadamente nos permiten saciar nuestra debilidad por según qué mariscos. Es el caso del cada día más conocido “Gambón”.


Fresco o congelado, el gambón que podemos encontrar hoy en nuestras pescaderías, además de tener un precio bastante acomodado a nuestra economía, ofrece un resultado más que aceptable. Sin duda una buena opción sobre todo si te gusta el marisco a la plancha.

Ingredientes:

  • Gambón (la cantidad depende del número de comensales)
  • Aceite de oliva virgen extra de Jaén
  • Sal gorda
  • Limón

A guisar:

Poner el gambón en la sartén o plancha muy caliente con un poco de aceite de oliva y sal gorda el tiempo necesario para que nos quede jugoso (si lo dejamos demasiado tiempo se nos secara y perderá todo su encanto).

Servir inmediatamente regados con unas gotas de limón.

jueves, 2 de octubre de 2008

Aceites aromatizados

Un buen aceite de oliva es en sí mismo una delicatessen suprema, deliciosa y sencillamente insuperable. A nuestros abuelos sólo les hacía falta un buen pan, a ser posible recién horneado, y sal para mojarlo. El aceite de oliva es, sin duda, la base de la mayoría de las recetas de nuestra dieta mediterránea. El Aceite de oliva virgen extra usado crudo, puede adquirir un gusto y un aroma muy particular que posteriormente servirá apara aderezar y dar un toque personal a muchas de nuestras recetas.



Los aceites de oliva aromatizados son una nueva forma de cambiar a la hora de cocinar y un regalo para nuestro paladar. Estos aceites se elaboran con aceite de oliva virgen extra de primera calidad. Hay muchas variedades de aceite de oliva aromatizado, tantas como aromas puedan existir en la naturaleza.

Para hacer cualquier aceite de oliva aromatizado no hay que ser un gran maestro de los fogones ya que se trata simplemente de mezclar los ingredientes deseados con de aceite de oliva y posteriormente se deja macerar.


Algunos de los aceites aromáticos más utilizados son:

  • Aceite de oliva a la albahaca: se elabora añadiendo al aceite de oliva virgen extra alguna rama de albahaca fresca y dos dientes de ajo bien pelados. Se debe dejar macerar un mes entero.
  • Aceite al ajo: simplemente hay que añadir unos ajos al aceite y dejar macerar. Ideal para ensaladas y tostadas.
  • Aceite al limón: para realizar este aceite se cortan unas rodajas de limón, se extienden en un plato y se le hecha por encima un poco de sal fina. Dejar reposar media hora y el jugo que ha soltado se mete con el aceite de oliva, también debemos echar las rodajas de limón. Todo esto lo dejamos macerar 40 días más o menos.
  • Aceite picante: se elabora metiendo en una botella dos dientes de ajo pelados y unas guindillas secas, luego rellenamos la botella con aceite de oliva virgen extra y lo dejamos macerar todo unos 40 días aproximadamente.
  • Aceite de hierbas y pimientos (para arroz, ensaladas y carnes) necesitaremos 1 cucharada sopera de pimienta en grano (negra, blanca, verde y rosa), romero y 1 hoja de laurel para 3/4 de litro de Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Aceite de trufa blanca(para ensaladas, pasta y pescados braseados) los ingredientes son: 1 /2 trufa blanca para 3/ 4 de Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Aceite de tomate y berenjena (para pasta y ensaladas) Elaboración: 4 tiras de tomate seco, 1 rodaja de berenjena,3 rodajas de calabacín, 1 tira de pimiento rojo, 1 rama de orégano fresco para 3 /4 de Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Aceite de vegetales (para pasta, arroz, verduras y pescado) 2 espárragos verdes, 5 ajos pelados, 1 corteza fina de limón1 rama de basilisco fresco y salvia para 3 /4 de litro de Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Aceite de guindillas y laurel (para pizza) Elaboración: 8 guindillas y 2 hojas de laurel para 3 /4 de litro de Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • Aceite de canela y jengibre (para pescado crudo estilo Japón) estos son los ingredientes necesarios:1 ramita de canela y 6 trozos de jengibre para 3 /4 de Aceite de Oliva Virgen Extra.

Esto es solo una muestra de las múltiples mezclas que se pueden hacer con aceite de oliva, simplemente has de dejar volar tu imaginación.

miércoles, 1 de octubre de 2008

Patatas escabechadas

  • 2 kg de patatas para cocer
  • Cebolla
  • Pimiento verde
  • Pimiento rojo
  • Un par de dientes de ajo
  • 1 L de agua
  • 2 huevos
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen extra de Jaén
  • Sal, pimienta blanca molida y negra en grano, vinagre, azafrán y laurel

En primer lugar vamos a cocer las patatas en abundante agua con sal. Retirar, dejar enfriar y pelarlas. Cortarlas en rodajas de 1 cm. A continuación rebozar las rodajas de patata en harina, pasarlas por el huevo batido y freírlas por las 2 caras y ponerlas a escurrir en una fuente con papel de cocina.

En otra sartén sacar del aceite de freír las patatas 4 o 5 cucharadas y dorar a fuego medio la cebolla, los pimientos y los ajos. Por otro lado vamos a poner a cocer en una cazuela 1 litro de agua, vinagre, la pimienta blanca y los granos de pimienta negra, el laurel, el azafrán y la sal.

Cuando comience a hervir, echar todo el sofrito y dejar cocer 15 minutos sin tapar. En una cazuela, preferentemente de barro colorao de Bailén, colocar las patatas. Cuando acabe la cocción del escabeche dejar enfriar un poco y echar todo encima de las patatas. Deben quedar todas cubiertas. Dejar enfriar y meter en el frigorífico 24 horas para que tomen el sabor y el aroma de todos los ingredientes.

Featured Posts