viernes, 28 de mayo de 2010

Brocheta de fruta a la barbacoa

Vaya por delante que para mí, donde se ponga medio kilo de carnaza a la parrilla o a la barbacoa, no se pone ninguna otra cosa, para que engañarnos.

Dicho esto, he de reconocer que hay otras muchas maneras de disfrutar de una buena barbacoa, por ejemplo, en el Camping Llanos de Arance, donde de vez en cuando nos reunimos unos amigos para olvidarnos de todo durante unos días, en los que la conversación y las risas sirven de terapia para evadirnos de la dura y jodida realidad de nuestros días. Por eso hoy vamos a utilizar fruta para nuestra merienda.


Kiwi, melocotón, ciruelas, plátanos, manzanas, piña, mango, melón, sandia, fresas … Es tan sencillo como cortar las frutas en dados o trocitos más o menos regulares y combinarlos al gusto sobre un pincho de madera o metal para barbacoa. Se colocan después las brochetas de fruta sobre la parrilla y se esperan unos minutos hasta que estén al gusto de cada uno.

Basta con rociarlas con un poco de canela en polvo, un hilo de caramelo líquido, granadina, sirope al gusto, unas gotas de zumo de frutas o de Pedro Ximénez…

Si quieres resaltar aún más su sabor deja macerar unos 30 minutos las frutas en zumo de naranja natural.

Por cierto que estas brochetas las podeis hacer en casa en una plancha bien caliente. Quedan de lujo.

jueves, 27 de mayo de 2010

Oleocaldo ¿neologismo acertado?

Aquí os dejo un artículo muy interesante escrito por Fernando Ortega, un amigo, que desde hace un año se lo viene currando de una manera espectacular en un proyecto (iloveaceite.com.) que ya os presenté en su momento y que desde entonces, y como escribe el propio Fernando en el Diario Ideal, "desde entonces no he dejado de trabajar, estudiar, analizar y desarrollar todo tipos de actividades que me ayudasen a conocer mejor el sector y que me ofrecieran los mejores argumentos para llevara el aceite de oliva virgen extra a cualquier rincón del mundo".


El bueno del "Vagamundos", se sorprende y nos sorpende, cuando trata de tú a tú, cara a cara, el llamativo desconocimiento que hay, en términos generales, sobre nuestro oro líquido incluso en nuestra propia provincia, donde Fernando se alerta por la ignorancia más que palpable en referencia al zumo de oliva, que diria otro buen amigo, el cocinero Manolo Rincón.


FUENTE: Fernando Ortega http://www.fernandortega.com/

  • Vengo trabajando en este nuevo concepto que me gustaría calase, ni más ni menos -¿atrevido?-, para alejar la confusión que reina entre los consumidores a la hora de enfrentarse, por ejemplo, a la cata de aceite de oliva virgen extra. Por analogía, se aplican -los consumidores- los criterios del vino. De los conocidos como caldos. Craso error.
  • La RAE define caldo como el jugo vegetal, especialmente el vino, extraído de los frutos y destinado a la alimentación. Cierto es que si aplicamos esta definición al aceite de oliva virgen extra, acertaríamos de pleno. De hecho, se usa. Este producto es zumo puro de aceituna, sin más. Es un jugo vegetal, extraído de un fruto y que se destina a la alimentación. Pero el 'caldo' -vino- se ha comido al 'caldo' - aceite-, éste último gran desconocido, gracias al mérito de todos (productores, grandes superficies, marcas blancas, sindicatos, organizaciones grarias, etc.).
  • Por eso y porque creo que una cata, no es lo mismo de vino que de aceite de oliva virgen extra, y visto que el español, como lengua común de todos los españoles y que usan más de 400 millones de personas en el mundo, me ofrece posibilidades dialéctico-creativas muy acertadas, sin duda, la palabra propuesta -y que me cuadra perfectamente con el concepto que quiero transmitir y sin ningún género de duda- define mucho más al caldo de aceituna, o lo que es lo mismo, a ese zumo puro de aceituna: oleocaldo; sinónimo entonces de aceite de oliva virgen extra.

  • Según la RAE, óleo es aceite de oliva. Pero ya es sabido que no todos los aceites de oliva son lo mismo (virgen extra, virgen, lampante, de orujo...). Razón, otra más que me lleva a usar este neologismo que por ahora uso sin tilde, por lo que el acento lo coloco en la sílaba 'cal' y, al ser llana, no llevaría esa tilde. Debería escribirse, además, en bastardilla o entrecomillada.
  • Creo que hay elementos singulares que, gracias al idioma, pueden ayudarnos a identificar mucho mejor al producto del que estamos hablando e ir, poco a poco, ganando terreno -propio- a otras disciplinas con más impacto mediático que, por esa razón, ayudan a confundir -no es un aspecto estrictamente negativo- al consumidor.Hablar con propiedad no es una pedantería: es hablar con conocimiento y acierto. Mal hacemos dejándonos embaucar por cantos de sirenas, cifras, anuncios, noticias... y con campañas que mezclan lo que no deberían -ni podrían- ser mezclados: nuestros oleocaldos.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Receta para preparar un buen Gin Tonic

El Grupo Rives, especializado en la elaboración y distribución de destilados, espirituosos, licores así como bebidas concentradas de frutas, ha desvelado la "receta secreta" para elaborar un buen Gin Tonic y sacarle toda la esencia a su sabor.

Un Gin Tonic es algo más que ginebra, tónica, varios cubitos de hielo y una rodajita de limón. El cóctel perfecto es el resultado de una cuidada elaboración y técnica a la hora de servirlo.


  • Partir de una buena ginebra es lo más importante para saber preparar y servir un buen Gin Tonic. Por ello, Rives apuesta por su Gin Rives Special, reconocida como una de las seis mejores ginebras del mundo.
  • Además de ser el mejor aperitivo para antes de la comida y un buen digestivo, el Gin Tonic se ha convertido en el rey de los cócteles y en la bebida ideal para las cálidas noches de verano que están a punto de llegar. Pero aunque parezca fácil de preparar, el Gin Tonic tiene también su secreto.

Conozcamos su receta y los pasos a seguir en su elaboración…

Copa de balón para resaltar los aromas: Para Rives, el Gin Tonic debe servirse en una copa ancha de balón. De esta forma, los aromas de la ginebra resaltan con la tónica y se perciben mucho mejor. En un vaso estrecho, la ginebra no se expande con la tónica y no le confiere el sabor que tanto le caracteriza.

Cuanto más fino sea el cristal de la copa, más resaltará al paladar y a la vista de quienes lo saborean.

Perfuma el Gin Tonic con limón verde: Rives recomienda deslizar la corteza de un limón verde por el borde de la copa; a continuación, doblarla suavemente sobre el hielo con la idea de perfumarlo con el aroma del limón. Lo más importante es nunca utilizar jugo o pulpa de limón porque reaccionaría con el bicarbonato de la tónica y la dejaría sin burbujas.

¡Ojo con el hielo!: El hielo también es importante. Para la preparación del Gin Tonic se deben añadir cubitos de hielo clásicos, que no sean muy grandes. Mejor muchos hielos, que pocos y grandes. Además, por increíble que parezca, no se deben añadir hielos hechos con agua del grifo en un Gin Tonic. Hay que procurar hacerlos con agua de mineralización débil.

De los ingredientes depende su sabor: El Gin Tonic cambia de sabor en función de la ginebra y tónica que se utilice. Para Rives, las mejores tónicas son las de sabor suave que no camuflan las características del Gin.

Proporciones ideales: La gran experiencia de Rives recomienda poner en la copa balón cuatro cubos de hielo, cinco pulsos de Gin -cuenta hasta cinco despacio- y tres cuartas partes de un botellín de tónica. Esta es la receta de la Master Distilled de Rives, es decir, una parte de Gin Rives Special, y tres partes de una buena tónica. Después, mezclar ligeramente con cucharilla de cóctel.

El truco está a la hora de servirlo: A la hora de preparar el Gin Tonic es mejor que el Gin esté frío. Lo ideal es hacerlo muy despacio, a poca altura del vaso, para que no se expandan los sabores. A continuación, se debe añadir suavemente la tónica, para que pierda el mínimo de carbónico posible.

La mezcla alcohol/tónica no es automática por lo que es necesario la cucharilla mezcladora; bastará con una sola vuelta para dar vida a las burbujas.

Ponle un toque distinto y exclusivo a tus cócteles: Puedes hacerlo de dos formas: toque ácido, añadiendo una rodaja de cualquier fruta ácida, manzana, kiwi o fresa para redondear su sabor; o bien un toque dulce y exótico, añadiendo al Gin Tonic una pizca de vainilla fresca que lo hace ciertamente irresistible.

Algunas falsas creencias en torno al Gin Tonic

  • Utilizar vaso de tubo = La ginebra no se expande con la tónica y pierde su sabor
  • Echar limón exprimido = Elimina el carbónico y con ello las burbujas
  • Puede utilizarse cualquier ginebra = Sabor fuerte y poco cítrico
  • Puede utilizarse cualquier tónica = Cuidado, puede esconder el sabor de la ginebra
  • Golpear la tónica = No sólo pierde el carbónico sino también el sabor
  • Añadir más ginebra que tónica = Pierde el sabor suave que le caracteriza
  • Puede utilizarse ginebra del tiempo = Absorbe el frío del hielo
  • Añadir la ginebra a mucha altura del vaso= La ginebra se rompe y se expande el sabor
  • Servir rápidamente la tónica = Pierde todo el carbónico
  • Añadir fruta dulce = Cúmulo de sabores. Disminuye el sabor del Gin Tonic
  • Utilizar pepino = Elimina el sabor

Bebe con moderación, es tu responsabilidad

martes, 11 de mayo de 2010

Pimientos, imprescindibles en la cocina mediterranea


Fuente: cocinayhogar.com

  • Procedente de América del Sur, el pimiento se ha coronado como uno de los ingredientes esenciales de la dieta mediterránea. Su aroma, textura y versatilidad en la cocina lo han llevado a convertirse en uno de los grandes indispensables en nuestras recetas más tradicionales.
  • Desde ensaladas, guisos, gazpachos o arroces, hasta guarniciones de carnes y pescados, el pimiento aporta a los platos un sabor único. Además, contiene un amplio listado de beneficiosas propiedades nutritivas y su conservación y preparación son muy sencillas.
Origen y cultivo

  • El pimiento se ha acondicionado perfectamente a la zona mediterránea, a pesar de que llegó a Europa de la mano de Cristóbal Colón en el primer viaje que éste realizó a América en 1493. Comenzó a cultivarse en España en el siglo XVI y, a partir de entonces, se propagó por todo el Viejo Continente.
  • Se trata del fruto de la planta del pimiento y su nombre científico es Capsicum annuum. Pertenece, al igual que otros vegetales como el tomate, a la familia de las solanáceas y se cultiva durante los meses de verano en casi todas las regiones que presentan un clima templado y cálido. Su piel se caracteriza por ser de una extraordinaria tersura y pasar del prematuro color verde al rojo, para tornarse en amarillo.
Disfruta de sus variedades

  • Los pimientos se dividen en dos tipos, según su sabor: Picantes: entre los que se encuentran los famosos pimientos de Padrón. Dulces: destacan los italianos y el pimiento morrón. Por otro lado, los podemos encontrar: Alargados: los más demandados. Cuadrados: destacan por presentar una carne muy voluminosa.

Excelente para la salud

  • El pimiento se constituye, casi en su totalidad, por agua, de ahí que su nivel calórico resulte muy bajo. Es muy rico en vitaminas, sobre todo C, que favorece la absorción de hierro, y en menor cantidad A, beneficiosa para los ojos, cabello y huesos, y E, todas ellas con propiedades antioxidantes. Contiene, a su vez, minerales fundamentales para un correcto funcionamiento del organismo, como, por ejemplo, el potasio, el magnesio y el fósforo.
  • Además, es beneficioso en los siguientes casos: En mujeres embarazadas; por su aporte de folatos, necesarios para que el bebé se desarrolle de forma normal. En afectados por problemas intestinales, puesto que resulta ser un buen regulador al contener fibra. En personas que estén a dieta, ya que el pimiento es poco energético y favorece la eliminación de líquidos. Se recomienda su consumo a personas hipertensas. Refuerza nuestras defensas por su acción antioxidante.

Comprar y conservar

  • Lo más importante a la hora de adquirir unos pimientos de calidad es comprobar que la carne es dura y firme, la piel está brillante y el tallo crujiente. Además, nunca nos llevaremos ejemplares con magulladuras o manchados, debido a que eso significará que han permanecido un largo periodo de tiempo en almacenes y sus propiedades se habrán reducido enormemente.
  • Para que nuestros pimientos se mantengan sanos y frescos el mayor tiempo posible, se recomienda introducirlos en una bolsa de plástico con agujeros en la nevera. Aguantarán perfectamente durante dos semanas.
  • Una opción frecuente es congelarlos, y para ello tenemos que quitarles el tallo, las semillas y lavarlos. Los meteremos en el congelador sin envoltorio y, una vez rígidos, en bolsas especiales de refrigeración. Así disfrutaremos de ellos hasta 12 meses.
A la hora de comerlos...
  • Para cocinar los pimientos podemos hacerlo de muchas maneras, pero la más habitual es asarlos o freírlos. Aunque fritos están buenísimos, no es recomendable abusar de este plato ya que absorben mucha cantidad de aceite. Si tenemos problemas de colesterol o sobrepeso, los comeremos asados.
  • Como guarnición de carnes o pescados, en cremas, guisos, arroces, salsas o pistos, los pimientos nos proporcionarán un sabor inconfundible. En ensaladas los tomaremos crudos, donde aprovecharemos al máximo sus vitaminas, y también podemos confitarlos y preparar chutneys y mermeladas. Se pueden cocinar en el microondas, para reducir las cantidades de grasa.
  • Por último, no podemos olvidar que el pimentón es el resultado de moler el fruto seco del pimiento rojo y su uso principal es en la restauración, como condimento de diversos platos, o como conservante para los embutidos.


Tostá de asado de pimientos con Melva Canutera

  • Facil, rápida y deliciosa manera de disfrutar de un bocado que resulta un manjar. Solo necesitamos tener a mano unas tostás, una lata de Melva un asado de pimientos o unos buenos pimientos del piquillo en conserva y un buen aceite de oliva virgen extra, por supuesto, de los olivos de Jaén.
  • Cojemos el pan tostao, le ponemos unos pimientos, la Melva y unas gotas de aceite de oliva, y si gustáis un poco de pimiente negra molida.
  • También lo podéis hacer emplatado, poniendo una cama de pimientos en el fondo del plato, la Melva encima de estos. Rociamos con un buen chorro de aceite de oliva y le ponemos por último la pimienta recién molida. Imprescindible un buen vino y un pan recién horneado. De lujo.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Muslos de pollo al horno con salsa a mi estilo y Bayas del Goji

Ingredientes:


  • Un muslo de pollo por comensal
  • Una cebolla gorda
  • Aceite de oliva virgen extra de Jaén
  • Sal, pimienta y harina
  • Zumo de un par de naranjas
  • Una copita de Pedro Ximénez
  • Un puñado de Bayas del Goji o uvas pasas o unos arándanos...

A Guisar:

Calentar el horno a unos 200º aproximadamente. Mientras se calienta vamos a lavar bien los muslos de pollo para una vez limpios colocarlos en una fuente de horno en la que habremos puesto una cama con la cebolla cortada en aros, rociar los muslos con un buen chorro aceite de oliva virgen extra (hoy cocinamos con Legado de Sierra de iloveaceite.com ) y salpimentarlos: Asar durante el tiempo necesario hasta que la piel dore, dándoles la vuelta cada 15 minutos.

Mientras, en una sartén ponemos una copita de Pedro Ximénez y dejamos hervir unos instantes para que pierda el alcohol, añadimos el zumo de naranja natural, una cucharadadita de aceite de oliva virgen extra de los olivos de Jaén, junto con una pizca de sal y la harina justa para espesar (al gusto del personal) diluida en agua.

Este conjunto lo vamos a poner a fuego muy lento y dejaremos reducir hasta obtener el punto deseado. Será justo en este momento cuando le pongamos unas Bayas del Goji o unas uvas pasas o unos arándanos.... y reservaremos.

Una vez asados los muslos, rociamos estos con la salsa bien calentita y a ser posible acompañamos de una buena y recia “papa asá” o unas “papas a lo pobre” con su cebollica y sus pimienticos.

Ya me contaréis…

martes, 4 de mayo de 2010

Restaurante Juanito: Premio al Mejor Trabajo de Difusión

La Consejería de Agricultura y Pesca ha fallado los Premios de Andalucía de Agricultura y Pesca 2009, con los que anualmente reconoce la dedicación y el impulso a la economía de empresas, entidades, profesionales y ciudadanos que se dedican a actividades agrarias y pesqueras en la región y gracias a los cuales Restaurante Juanito de Baeza obtiene un nuevo y bien merecido reconocimiento por su trayectoria que está a punto de cumplir seis décadas.

Pedro y Juan Luis Salcedo (http://www.juanitobaeza.com)

En esta ocasión, han sido nueve los premiados, tres en la modalidad de Agricultura (Onubafruit, Daregal y Al Arbulí); tres en Pesca (Pescados y Salazones La Higuerita, Goropesca y Cofradía de Pescadores de Tarifa) y otras tres en las categorías comunes a ambas modalidades (Al Andalus Delicatessen, Restaurante Juanito y Paola del Castillo Mena).

Para la concesión de estos galardones, se ha valorado el fomento de la sostenibilidad, la innovación y la calidad, así como el apoyo a la diversificación económica y la dinamización de las zonas rurales y pesqueras.


Bodega de Restaurante Juanito (http://www.juanitobaeza.com)


El Premio al Mejor Trabajo de Difusión ha sido para el Restaurante Juanito de Baeza por la promoción gastronómica de los productos andaluces a través del sector de la restauración, tarea que vienen desarrollando desde hace ya 57 años.

El jurado del certamen ha estado compuesto por representantes de la Consejería, de las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA; de la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias; de la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores, de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras; la Asociación de Empresarios de Acuicultura Marina de Andalucía, de la Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía y de la Federación de Comunidades de Regantes de Andalucía.

El acto de entrega de los distintivos, de carácter honorífico y que llevan aparejados la posibilidad de que las personas o entidades galardonadas hagan uso en su identidad corporativa de la mención Premio de Andalucía de Agricultura o Pesca 2009, tendrá lugar a mediados de mayo.

Felicidades de corazón a la Familia Salcedo Martinez.

Featured Posts