jueves, 8 de julio de 2010

Salmorejo

Igredientes:

  • 1k de tomates
  • Pan del día anterior
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra de Jaén
  • Vinagre de vino blanco
  • 2 dientes de ajos

Para la guarnición:

  • Huevo duro picado
  • Jamón en taquitos

A Guisar:

Pelamos los tomates y los cortamos en grandes trozos introduciéndolos en un vaso de batidora.
Añadimos la miga de pan del día anterior, los ajos pelados y cortados (quitarle la raíz de en medio, no repetirá), la sal y un chorrito de vinagre y otro de aceite de oliva.

Comenzamos a batir y vamos añadiendo el aceite como si se tratara de montar una mayonesa hasta conseguir la textura deseada.

Servir bien frío en un bol y espolvorear con el jamón picado y el huevo duro.

Consejo: El salmorejo se puede servir también con unas láminas de bacalao ahumado o si lo prefieres, unta el salmorejo en una tostada y ponle lonchas de jamón o bacalao o una anchoa en salazón. Queda de lujo.

viernes, 2 de julio de 2010

Melón con jamón

  • El melón, junto con la sandía, son las dos frutas que más agua contienen, y por tanto, que menos calorías aportan. Es una fuente excelente de provitamina A (betacaroteno), vitamina C e hidratos de carbono (principalmente sacarosa) ideal para el verano.
  • El melón se ha consumido generalmente con pan como postre, sin embargo, cada vez es mayor su presencia en aperitivos combinado con jamón. Este entrante, resulta refrescante y sabroso por la acertada mezcla de sus ingredientes y la fusión de lo salado y lo dulce. El jamón aporta las proteínas de origen animal además de un sabor exquisito que combina muy bien con el melón.

Este delicioso plato es adecuado para todas las edades por su valor nutritivo y es una forma alternativa de fomentar el consumo de fruta para las personas que no acostumbran a tomarla.

Prepáralo como más te apetezca; en lonchas, en dados, en forma de bola, en sorbete o como una sopa fria, pero eso si, acompáñalo siempre de un buen jamón serrano o, ibérico, si tu bolsillo te lo permite.


Ingredientes:
  • Melón
  • 125 g de jamón serrano

Elaboración:

Cortar el melón por la mitad y eliminar las semillas. Partir el melón como más os guste, es decir, en lonchas, dados o bolas de igual tamaño.

Cortar las lonchas de jamón en tiras de una anchura similar a los dados, lonchas o bolas de melón.

Ir envolviendo cada dado de melón con una tira de jamón y ensartándolo en un pincho o palillo. Otra opción es simplemente cortar una rodaja de melón y poner encima una loncha de jamón. Dejar enfriar una hora en la nevera antes de servir.

jueves, 1 de julio de 2010

Ensalada de verano a mi estilo

Con la llegada del verano, llega también el tiempo de dejar volar nuestra imaginación y trabajar con la cocina fría. Centenares de recetas surgen de cuatro ingredientes que tengamos en la nevera o la despensa.

Son precisamente las ensaladas de verano (junto con nuestro delicioso gazpacho) las reinas de la fiesta estival y que pueden, y deben convertirse, en la base de nuestra alimentación. Con frutas, verduras, pasta o legumbres, las ensaladas son una buena sugerencia para mantener una dieta rica, equilibrada y con todas las garantías para afrontar el verano.

El único secreto para hacer de las ensaladas el plato ideal para combatir las altas temperaturas es añadir a la base fundamental (tomate o lechuga) ingredientes adicionales que le den frescor y mayor consistencia, convirtiéndola de esta manera, no solo en un plato de acompañamiento, sino en el principal.

Tomate, lechuga, zanahoria picada, huevo duro, maíz, pasta cocida, algo de fruta y unos frutos secos como nueces, pasas o almendras son el acompañamiento ideal para hacer nuestra ensalada más apetecible y a la vez mucho más sana.

También se pueden elaborar ensaladas menos tradicionales y a la vez sustitutivas de ese primer plato, con unas lentejas, garbanzos o judías de bote cocidas, y mezcladas con una lata de mejillones o atún en escabeche, aceitunas, alcaparras, pepinillos en vinagre, huevo duro, pimiento verde y cebolla picaditos...

Ingredientes:

  • Huevo cocido
  • Una lata de atún en aceite
  • Pimiento rojo
  • Pimiento verde
  • Cebolla
  • Tomate
  • Patata cocida
  • Aceite de oliva virgen extra de Jaén
  • Vinagre de calidad
  • Sal, pimienta y orégano
  • Unas aceitunas al gusto

A guisar:

Cocemos el huevo. Hacemos lo mismo con las patatas sin pelar en abundante agua y sal. Escurrimos y dejamos enfriar.

En una ensaladera picamos bien fina la cebolla en juliana, los pimientos rojos y verdes junto con el tomate en pequeños cuadros. Cortamos la patata fría en trozos más o menos regulares. Mezclamos todos los ingredientes en la ensaladera, añadimos el atún bien escurrido.

Ya solo nos queda aliñar con el aceite y el vinagre al gusto, salpimentar y por último dejar reposar en la nevera (personalmente me gusta de un día para otro). Espolvorear con el orégano a la hora de servir.

Featured Posts