jueves, 6 de diciembre de 2007

Huevos Rotos con Setas y Pimientos del Piquillo

INGREDIENTES: (4 pax)

  • 1 Bandeja de setas frescas 350gr. aprox)
  • 4 pimientos del piquillo de bote
  • Cayena al gusto del comensal
  • Pimienta blanca molida
  • Perejil
  • Un par de ajos
  • Jamón en dados
  • 4 huevos
  • Sal
  • Aceite virgen extra de Jaén

A guisar:

Se cortan las setas en tiras con las manos y se pican los ajos. Se pone un vaso de aceite y se sofríen a fuego lento los ajos, una pizca de cayena y las setas. Cuando la cosa vaya tomando color, se le echa una pizca de pimienta blanca molida . A continuación se le pone el jamón y los dos pimientos en tiras, revolviendo constantemente para que se mezclen los sabores.

Por último le cascamos los huevos al conjunto rompiéndolos con el tenedor cuando estos empiecen a cuajar. rectificamos de sal, y añadimos el perejil bien picadito. Adornar y servir con tostadas de pan pequeñas.

"Pan y navaja poco alimento es para el que trabaja"

Centollos al Horno

INGREDIENTES: (para 4 comensales)
  • 4 centollos
  • sal gorda
  • 6 zanahorias medianas
  • 4 puerros medianos
  • Aceite de oliva virgen extra de Jaén
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 copita de coñac
  • Un poco de pimienta cayena
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • Unos trocitos de mantequilla
  • Pan rallado

Aguisar:

Se cuecen los centollos en abundante agua salada durante 10 a 15 minutos, dependiendo del tamaño. Se sacan y se dejan enfriar. Una vez fríos, se les abre el caparazón, reservando todo el jugo que suelten y se les saca la carne del cuerpo y de las patas, desmenuzándolas y picándolas finas.

A continuación se separa la carne por un lado y el jugo por otro. En aceite de oliva virgne extra se hace un sofrito con las zanahorias troceadas y los puerros troceados. Cuando el puerro esté transparente se le añade un vaso de buen vino blanco, un poco de pimienta cayena y el jugo que hayan soltado los centollos. Una vez blandas las zanahorias y los puerros, se les añade una copita pequeña de coñac caliente y flambeado y las dos cucharadas de tomate frito. Se deja cocer todo ello unos tres minutos más, se pasa todo por el pasapurés y se mezcla con la carne de los centollos.

Por último, se coloca todo el conjunto anteriormente mezclado dentro de los caparazones limpios de los centollos, se le añade a cada preparación unos trocitos de mantequilla y se espolvorea con pan rallado. Se mete al horno a gratinar y se sirve un centollo a cada comensal si son pequeños, o se reparten los grandes entre los comensales. Este plato se puede hacer también con buey de mar, si bien hay que tener en cuenta que es de menor calidad, pero por otro lado es más fácil de desmigar a causa de las pinzas que tiene.

"Cena sin vino, ni olla sin sal, no es manjar"

Featured Posts