jueves, 30 de septiembre de 2010

Sopa de pescado en blanco

Aun recuerdo con cariño la sopa de pescado en blanco que nos preparaba mi abuela. Eran otros tiempos. Pero si embargo hoy me vienen a la memoria por dos motivos.

Primero porque estos tiempos de crisis se asimilan bastante a los que vivíamos hace más de tres décadas cuando la pensión, de mi siempre y querida y recordada Mama Lela, a duras penas le permitía llegar a fin de mes. Aun así se las ingeniaba como solo los más antiguos del lugar sabían hacer para que no faltase nunca un plato de comida caliente encima de la mesa. De echo si el hambre apretaba, solo hacía falta apañar un chusco de pan duro para añadirlo a la sopa para llenar y dejar satisfechos los estómagos más hambrientos.

Y segundo porque solo con acordarme de tan delicioso manjar, lo puedo casi saborear en mis recuerdos.


Agua, sal, algún resto de pescado, una cebolla y con suerte un tomate y unas gambas, si bien esto último era ya un verdadero lujo, sin olvidar un chorrico de aceite de oliva. Poco más necesitaba mi abuela para hacer un delicioso plato que hoy recuerdo con cariño.

Los ingredientes que hoy utilizo para esta sopa son los siguientes:

  • Unos filetes de merluza, rosada, panga o perca, pescadilla...
  • Unas gambas arroceras
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • Limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

    A guisar:

En una olla pongo todos los ingredientes menos el pescado y las gambas, lo cubro de agua, lo sazono y cuando empieza a hervir pongo las gambas en un colador y las dejo unos minutos, retiro el colador y pelo las gambas una vez que se han enfriado.

Dejo hervir hasta que las verduritas estén estén tiernas. Es entonces cuando añado el pescado bien limpio de espinas y retiro la olla del fuego para que el pescado se cueza con el calor del caldo.

Por último, añado las gambas peladas, un chorrito de aceite y el zumo de un limón exprimido.

La humilde y siempre sustanciosa sopa tiene tras de sí mucha literatura y ha sido inspiradora de múltiples refranes populares. Aquí os dejo uno de ellos.

"Siete virtudes tiene la sopa: es económica, el hambre quita, sed da poca, hace dormir, digerir, nunca enfada y pone la cara colorada"

jueves, 16 de septiembre de 2010

El queso y sus bondades

El queso es sin duda uno de los alimentos más importantes de nuestra dieta al ser un alimento nutritivo. El queso aporta al cuerpo calcio y proteínas indispensables, tanto como la carne, pero lo mejor sin duda, además de su sabor, es su variedad y sus múltiples formas de consumirlo.

En nuestro país existe una amplia gama de quesos en el mercado dependiendo de la forma en la que se elabore. De este modo podemos disfrutar de multitud de quesos diferentes que forma parte esencial dentro de la famosa dieta mediterránea.


El queso llegar a cubrir el 65% de las necesidades de calcio que necesita nuestro organismo. Para los vegetarianos que toman productos lácteos es un complemento indispensable en su dieta para compensar las proteínas de la carne. Los datos nutricionales del queso pueden variar en función de su contenido en grasa, pero en general se puede decir que es una rica fuente de calcio, proteínas, y fósforo. 100 gramos de queso manchego contienen 21 gramos de proteínas y entre 600 y 900 miligramos de calcio. Al tratarse básicamente de leche concentrada, hacen falta 600 gramos de leche para igualar esta cantidad de proteínas, y 550 gramos para la de calcio

Podemos usarlos de mil formas diferentes ya que son un complemento ideal para multitud de recetas y de platos. Ahora que estamos en verano podemos usarlos como un ingrediente más para aderezar las ensaladas,bueno, ahora y el resto del año.

Los que tienen un mayor porcentaje de agua, como la mozzarela, el queso de Burgos o el requesón tienen menos materia grasa, por lo cual engordan menos, pero que queréis que os diga, yo personalmente me quedo con uno de buena curación acompañado de una copa de vino.



Cuenta la historia que el descubrimiento del queso se le atribuye a un desconocido nómada que, viajando por el desierto del Medio Oriente, llenó sus bolsas de cuero, de leche, luego de varias horas de sol, descubrio que la leche se le habia convertido en un masa blanquecina y sólida. Su bolsa de cuero animal, el calor, y el movimiento del camello fueron los ingredientes básicos que se necesitan para hacer el queso.

Las primeras personas que fabricaron el queso vivieron en el medio Oriente hace mas de 4.000 años. En sus inicios, la importancia del que si dependia de si era capaz de mantenerse fresco largo tiempo.

Los quesos se agrupan deacuerdo con su dureza o suavidad. Sus cuatro tipos principales son; suave, semisuave, duro y muy duro. Los mas suaves contienen mas humedad que los otros , pero los más duros son los que se conservan mejor. Hoy dia existen mas de 4.000 tipos de queso en el mundo.

Estos son algunos de los quesos más comunes que consumimos en España:



  • Burgos: es castellano y está hecho con leche de oveja y/o vaca. Es bajo en calorías, por lo que es ideal para añadir a las ensaladas aquellas personas que quieran controlar su peso.
  • Camembert: de origen francés. Lo reconoceréos por su corteza ya que está cubierta por moho blanquecino.
  • Emmental: es un queso suizo. Llama la atención, además de por su sabor, por sus grandes agujeros. Ojo que este queso tiene un alto contenido en grasas.
  • Edam: es un queso holandés más conocido como "queso de bola" y está hecho con leche de vaca. Suave y delicioso.
  • Manchego: Que os voy a contar, está de lujo. Existen tres tipos de quesos manchegos diferentes: fresco, semicurado y curado, dependiendo del tiempo de maduración y es de leche de oveja manchega.
  • Mozzarella: es italiano, generalmente de leche de búfala, si bien también se puede elaborar con leche de oveja o vaca. Es fresco, de maduración corta y su contenido en grasas no es demasiado alto. Ideal para pizzas y ensaladas.
  • Parmesano: otro italiano con mucho sabor. Es rico en proteínas.
  • Tetilla: es de origen gallego y tiene forma de…eso, de tetilla.
  • Los quesos azules: está el roquefort o el cabrales, típico de Asturias, mi tierra. Su sabor es fuerte e intenso.
¡¡Que aproveche !!

jueves, 9 de septiembre de 2010

Riojanito

  • Ir de pintxos es una tradición tan arraigada en el norte de nuestro país como ir de tapas por el sur de la Piel de Toro. Y es que la cultura del tapeo se vive con auténtica devoción en practicamente todos los rincones de España, si bien es cierto que hay excepciones. Pocas, pero las hay.
  • Hoy vamos a convertir una rica tapa en un delicioso plato en miniatura muy sencillo de preparar y delicioso para el paladar y también para la vista.

  • Solo necesitamos comprar unas tartaletas de hojaldre (las hay en cualquier supermercado con formas distintas en miniatura), picadillo de chorizo, huevo de codorniz y aceite de oliva virgen extra de Jaén.
  • En una sartén freímos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra de Jaén el picadillo de chorizo y lo freímos. Una vez frito lo escurrimos bien y reservamos. En otra sartén hacemos los huevos de codorniz a la plancha con una gota de aceite.
  • Solo nos queda montar el pintxo poniendo sobre la tartaleta el picadillo de chorizo y colocando encima el huevo de codorniz adornado con pequeños trocitos del picadillo.

martes, 7 de septiembre de 2010

De postre: Huevo frito

  • Acabo de encontrar por internet una simpática forma de hacer que nuestros "peques" tomen postre sin rechistar.
  • Solo hay que ponerles sobre la mesa un huevo frito falso que resulta ser un delicioso postre a base de yogurt natural azucarado, manzana y melocoton en almibar.
  • La elaboración es bien sencilla. Solo tienes que poner el yogurt como fondo del plato que simulará la clara del huevo, poner la mitad de un melocotón en almibar que será la yema, y la manzana cortada en forma de patatas "alargás".
  • Si al chaval le gusta el ketchup, solo tienes que poner un poco de mermelada de fresas, frambuesa o frutas del bosque.

Featured Posts