viernes, 25 de abril de 2008

Chachepó de Linares

La receta del Chachepó de Linares que os muestro, fue escrita y publicada por mi buen amigo José María Suarez Gallego en http://www.pipirrana.es/, y en el libro Cocina Jiennense. Vol.I. Editado por Diario Jaén en 1996, rescatando de esta manera uno de los dulces/postres con más solera de mi querido Linares y que durante decadas se podían adquirir o degustar en la hoy tristemente desaparecida Confiteria Pasteleria Felix de Amo. Gracias José María.

José María Suarez Gallego


Ingredientes:

  • 100 grs maizena
  • 75 grs harina normal
  • 75 grs de azúcar
  • 175 grs. de mantequilla
  • 3 huevos
  • 8 gr. de levadura en polvo
  • Almíbar clarito con un toque de licor para el calado (Kirsch).

Preparación:

Se trata en esta receta de hacer un bizcocho de textura fina, para lo cual tamizaremos la harina con levadura en polvo en un cuenco que no esté frío. Esto se hace para incorporar aire a la mezcla.

Añadimos el azúcar, la mantequilla y los huevos, y batimos hasta que obtengamos una mezcla homogénea, lisa y sin grumos, dejando la masa serultante reposar unos diez minutos. Previamente habremos preparado unos moldes de papel vegetal levemente engrasados con mantequilla, con forma de un cilindro de unos cuatro centímetros de diámetro y unos cinco de altura (para conseguir la peculiar forma del chachepó).

En cada uno de los moldes vertemos un poco de la masa hasta la mitad del cilindro, aproximadamente, pues tendrá que subir luego. Los ponemos en posición vertical en una bandeja (nos podemos ayudar de una tela metálica de malla amplia para mantenerlos de pie durante la cocción) y ésta la mantenemos en el horno, previamente precalentado a 180ºC, durante unos 15-20 minutos, hasta que la masa haya subido y sobresalga del papel. Sabremos que están en su punto cuando al clavarle una aguja fina ésta salga limpia sin masa adherida. Una vez sacados del horno, enfriados y desmoldados, se colocan en una bandeja y se bañan con un almíbar claro que tenga un leve toque de licor. Los conservamos en el frigorífico.

Para preparar el almíbar necesitamos 500 Cl. de agua y 400 g de azúcar. Los ponemos en una jarra para microondas, y sin moverlos los metemos en él durante quince minutos a máxima potencia. Una vez hecho el almíbar le ponemos dos cucharadas de Kirsch.

Los moldes los haremos así: Cortamos unos rectángulos de papel vegetal que tengan 20 cm. de ancho por 10 cm. de largo. Los enrollamos en un objeto que tenga una forma cilíndrica de unos 4 cm. de diámetro, procurando que nos sobren unos 4 o 5 cm. de papel por la parte inferior, los cuales doblaremos de la misma forma que tradicionalmente se han cerrado los paquetes de monedas antes que se empaquetaran con blister, como ocurre hoy.

Featured Posts