martes, 3 de febrero de 2009

Logroño, capital de La Rioja

En mi viaje a FITUR 2009 me sorprendio agradablemente el stand de Logroño en el pabellón 1 del IFEMA. El primer expositor del Ayuntamiento de Logroño para FITUR simulaba el futuro Centro de la Cultura del Rioja a través de un gran botellero adornado con imágenes de los lugares más representativos de ciudad, como la calle Laurel, el Camino de Santiago y el río Ebro.


Este vistoso y sorprendente espacio promocional estaba acotado por unas 4.000 botellas de vino de Rioja. Además, durante los cinco días de feria se repartieron 5.000 botellines de tinto crianza, 2.000 calendarios de Logroño y mil velas con aroma a tempranillo.

Hosteleros de la calle Laurel se desplazaron a FITUR para elaborar diversos pinchos, que se repartieron con tapas de embutido típico riojano y vino reserva de las mejores bodegas de Logroño.


Logroño, tierra rica y ciudad de buen vivir contó para la ocasión con la colaboración de nueve bodegas locales que, junto con una muestra de la gastronomía de la zona, fueron un regalo para el paladar.

Y es que en Logroño no se come sin buen vino, sin duda, su producto más típico y preciado que preside todas las celebraciones.

Featured Posts