martes, 10 de marzo de 2009

Bacalao al Pil Pil

  • El pescado, más en concreto el bacalao, sigue cobrando un especial protagonismo en esta Cuaresma en "El Fogón. Seguimos descubriendo el placer de comer pescado.

Ingredientes:


  • 800 grs. de bacalao
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra de Jaén
  • Perejil (muy picado)
  • Una gundilla o cayena (opcional)

A guisar:

Desalar el bacalao en agua durante 48 horas cambiando el agua de vez en cuando. Una vez desalado secarlo con un paño.

Poner en una cazuela de "barro colorao" de Bailén el aceite de oliva virgen extra y los dientes de ajo laminados y la cayena en cortada en finas anillas. Una vez en su punto, retiramos los ajos y la guindilla y apagamos el fuego.

Cuando se temple el aceite ponemos los trozos de bacalao con la parte de la piel hacia arriba y empezamos a remover la cazuela con movimientos circulares. Lentamente pero sin pausa. Poco a poco vamos removiendo y volviendo a poner la cazuela a fuego muy lento.

Una vez finalizada la cocción ya solo queda servir con la piel de los lomos hacia arriba y cubierto parcialmente de la salsa. Encima de cada lomo se colocan unas láminas de ajo y las anillas de guindilla.

Espolvorear con perejil fresco bien picado.

Potaje de Cuaresma

  • Es tiempo de Cuaresma y pronto viviremos la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Grande de Andalucía, la Semana Santa.
  • La Cuaresma católica obliga a abstenerse de comer carne todos los viernes desde que finaliza el Carnaval, un deber cristiano conocido como 'vigilia', y que ya se ha convertido en una deliciosa tradición culinaria, sobre todo para el Viernes Santo. Ese día las carnes, embutidos y fiambres se sustituyen por deliciosos guisos de pescado, legumbres y verdura; huevos rellenos, ensaladas, etc.
  • Comenzaremos nuestro menú de vigilia con un plato de cuchara, entre los cuales el "Potaje de Cuaresma" es una apuesta segura. Consumido durante todo el invierno, alcanza su máximo esplendor en Semana Santa. Los ingredientes fundamentales para elaborar este plato son garbanzos, espinacas y el indispensable bacalao.
  • Estaciones de Penitencia y una buena mesa son fundamentales para disfrutar de una buena Semana Santa rica en costumbres y buenos platos para disfrutar en familia.




Ingredientes:

  • 1/2 Kilo de bacalao
  • 1/2 kilo de garbanzos
  • 1 manojo de espinacas
  • 1 cebolla
  • Una cabeza de ajos
  • Una hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra de Jaén
  • Pimentón dulce

A guisar:

Poner los garbanzos en remojo la noche anterior. Desalar el bacalao durante 48 horas cambiando el agua de vez en cuando.

En una olla con agua fría se ponen los garbanzos remojados previamente y se lleva al fuego, cuando rompe el agua a hervir se baja el fuego y se deja cocer lentamente.

Mientras tanto, en una sartén ponemos un chorro de aceite de oliva virgen extra de Jaén en el que rehogaremos los ajos picaditos y la cebolla finamente picada. Cuando empiece a tomar color, pondremos una cucharadita de pimentón dulce y se salpimienta. Este sofrito, junto con una hoja de laurel, lo agregamos a los garbanzos que tenemos cociendo en la olla.

Cuando el guiso rompa a hervir, se baja el fuego. A mitad de la cocción se añade el bacalao y las espinacas las cuales habremos limpiado bajo el grifo y cortado el tallo. Dejamos cocer todo el conjunto lentamente hasta que los garbanzos estén bien tiernos.

El guiso debe dejarse reposar durante 24 horas para que esté realmente bueno. Una hojita de hierbabuena le va de lujo, ya que le da un toque especial de olor y sabor.

Featured Posts