viernes, 27 de marzo de 2009

Empanadillas de Cuaresma

  • La receta de hoy, a pesar de ser muy sencilla, no deja de ser una deliciosa manera de disfrutar, tanto elaborándolas con los más pequeños de la casa, como saboreándolas una vez hechas.
  • Si bien es cierto que como estamos en Cuaresma el relleno que utilizaremos hoy no llevará carne, una vez pasados estos cuarenta días podéis probar con cualquier relleno, carne, pescado, fiambre, restos del cocido... de cuaquier manera resultarán deliciosas. Solo hace falta echarle una pizaca de imaginación, e insisto, dejar que los pequeños de la casa colaboren. Disfrutaréis del momento y además les encantará.
  • Por cierto que si no tenéis tiempo de elaborar vosotros mismos la masa podéis utilizar como alternativa unas obleas de La Cocinera que venden en cualquier supermercado o tienda de barrio. Las encontraréis en dos tamaños por lo que os recomiendo que compréis las grandes, dan un resultado excelente para no ser la masa "casera".
  • Además, hoy podemos freirlas en aceite que es lo tradicional, o bien hacerlas en el horno con lo que quedarán mucho más ligeras y crujientes.





Ingredientes:

  • 1 paquete de obleas La Cocinera
  • 1 lata de atún o bonito
  • 1 huevo cocido
  • 3 palitos de suprimi
  • 1 cebolla pequeña (opcional)
  • Aceitunas rellenas de anchoas (opcional)
  • Salsa de tomate frito (se puede utilizar pisto manchego)
  • 1 huevo para batir

A guisar:

Mezclamos todos los ingredientes bien picaditos en un bol o cuenco (que se dice en mi pueblo). Extendemos las obleas (masa) en un plato con cuidado de que no se rompan y ponemos el relleno en le centro a nuestro gusto en cuanto a cantidad del mismo.

Ahora solo queda doblar la masa con sumo cuidado en forma de media luna, dejando un par de centímetros alrededor del relleno. Apretamos bien los bordes con los dientes de un tenedor para que no se salga el relleno.

Llegado este punto tenemos dos opciones:

  1. Freir las empanadillas en abundante aceite de oliva virgen extra y escurrir posteriormente en papel absorvente.
  2. Pintar las empanadillas con el huevo batido y hornearlas primero por una cara y después por la otra a 200º durante unos 10 o 15 minutos.

Tú eliges. Buen provecho

Featured Posts