jueves, 17 de diciembre de 2009

Duelos y quebrantos

  • Los duelos y quebrantos son un plato tradicional de la cocina manchega, cuyos ingredientes principales son huevo, chorizo, tocino entreverado y jamón.

    Se trata de un plato conocido n el mundo mundial por aparecer referencias de él en el libro de Don Quijote de la Mancha. Sobre el origen del nombre de este plato, los críticos no se han puesto de acuerdo.
  • Algunos lo relacionan con el “duelo” que sentían los dueños del ganado cuando moría alguna res, ya que era costumbre que se la llevaran los pastores, con la que hacían y acecinaban los tasajos.

    Para otros autores, en cambio, no hay que buscar en el nombre ningún origen figurado, ya que sería el nombre popular de los “huevos con torreznos”, que por su gusto y agasajo, se le conoce también como el “chocolate de La Mancha”.
  • Esta es una receta que ya conocía y que hoy me ha recordado Lourdes Ojeda (http://lourdes-lojeda.blogspot.com) gracias a un libro que me acaba de enviar titulado "La Gastronomía en el Camino de la Lengua Castellana".
  • Una gozada de libro que recoge las recetas de algunos de los platos más representativos del Camino de la Lengua Castellana: La Rioja a través de San Millán de la Cogolla, Burgos con Santo Domingo de Silos, Valladolid, Salamanca, Ávila y Alcalá de Henares , en representación de Madrid.

Gracias Lourdes


Ingredientes:

  • 1/4 kg de tocino entreverado
  • 150 gr. de jamón
  • 2 chorizos
  • 12 huevos

A Guisar:

Lo primero que haremos será cortar el tocino y el jamón en trozos pequeños así como pelar los chorizos y desmenuzarlos.

Por otro lado, poner una cazuela de "barro colorao" de Bailén a calentar a fuego suave y poner los trozos de tocino para que vayan soltando la grasa. Cuando hayan quedado reducidos a la mitad, subir el fuego y añadir el jamón y los chorizos. Rehogar todo el conjunto mezclando bien con una cuchara de madera durante unos minutos.

Mientras, rompemos los huevos como para tortilla pero sin llegar a batir por completo y poco a poco ir echándolos sobre el resto de los ingredientes de la cazuela sin dejar de mover para que queden bien cuajados.

Si gustáis, espolvorear con perejil resco bien picadito y a disfrutar.

Salud, buenos alimentos y buen provecho

Featured Posts