jueves, 1 de julio de 2010

Ensalada de verano a mi estilo

Con la llegada del verano, llega también el tiempo de dejar volar nuestra imaginación y trabajar con la cocina fría. Centenares de recetas surgen de cuatro ingredientes que tengamos en la nevera o la despensa.

Son precisamente las ensaladas de verano (junto con nuestro delicioso gazpacho) las reinas de la fiesta estival y que pueden, y deben convertirse, en la base de nuestra alimentación. Con frutas, verduras, pasta o legumbres, las ensaladas son una buena sugerencia para mantener una dieta rica, equilibrada y con todas las garantías para afrontar el verano.

El único secreto para hacer de las ensaladas el plato ideal para combatir las altas temperaturas es añadir a la base fundamental (tomate o lechuga) ingredientes adicionales que le den frescor y mayor consistencia, convirtiéndola de esta manera, no solo en un plato de acompañamiento, sino en el principal.

Tomate, lechuga, zanahoria picada, huevo duro, maíz, pasta cocida, algo de fruta y unos frutos secos como nueces, pasas o almendras son el acompañamiento ideal para hacer nuestra ensalada más apetecible y a la vez mucho más sana.

También se pueden elaborar ensaladas menos tradicionales y a la vez sustitutivas de ese primer plato, con unas lentejas, garbanzos o judías de bote cocidas, y mezcladas con una lata de mejillones o atún en escabeche, aceitunas, alcaparras, pepinillos en vinagre, huevo duro, pimiento verde y cebolla picaditos...

Ingredientes:

  • Huevo cocido
  • Una lata de atún en aceite
  • Pimiento rojo
  • Pimiento verde
  • Cebolla
  • Tomate
  • Patata cocida
  • Aceite de oliva virgen extra de Jaén
  • Vinagre de calidad
  • Sal, pimienta y orégano
  • Unas aceitunas al gusto

A guisar:

Cocemos el huevo. Hacemos lo mismo con las patatas sin pelar en abundante agua y sal. Escurrimos y dejamos enfriar.

En una ensaladera picamos bien fina la cebolla en juliana, los pimientos rojos y verdes junto con el tomate en pequeños cuadros. Cortamos la patata fría en trozos más o menos regulares. Mezclamos todos los ingredientes en la ensaladera, añadimos el atún bien escurrido.

Ya solo nos queda aliñar con el aceite y el vinagre al gusto, salpimentar y por último dejar reposar en la nevera (personalmente me gusta de un día para otro). Espolvorear con el orégano a la hora de servir.

Featured Posts