jueves, 9 de septiembre de 2010

Riojanito

  • Ir de pintxos es una tradición tan arraigada en el norte de nuestro país como ir de tapas por el sur de la Piel de Toro. Y es que la cultura del tapeo se vive con auténtica devoción en practicamente todos los rincones de España, si bien es cierto que hay excepciones. Pocas, pero las hay.
  • Hoy vamos a convertir una rica tapa en un delicioso plato en miniatura muy sencillo de preparar y delicioso para el paladar y también para la vista.

  • Solo necesitamos comprar unas tartaletas de hojaldre (las hay en cualquier supermercado con formas distintas en miniatura), picadillo de chorizo, huevo de codorniz y aceite de oliva virgen extra de Jaén.
  • En una sartén freímos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra de Jaén el picadillo de chorizo y lo freímos. Una vez frito lo escurrimos bien y reservamos. En otra sartén hacemos los huevos de codorniz a la plancha con una gota de aceite.
  • Solo nos queda montar el pintxo poniendo sobre la tartaleta el picadillo de chorizo y colocando encima el huevo de codorniz adornado con pequeños trocitos del picadillo.

Featured Posts