jueves, 30 de septiembre de 2010

Sopa de pescado en blanco

Aun recuerdo con cariño la sopa de pescado en blanco que nos preparaba mi abuela. Eran otros tiempos. Pero si embargo hoy me vienen a la memoria por dos motivos.

Primero porque estos tiempos de crisis se asimilan bastante a los que vivíamos hace más de tres décadas cuando la pensión, de mi siempre y querida y recordada Mama Lela, a duras penas le permitía llegar a fin de mes. Aun así se las ingeniaba como solo los más antiguos del lugar sabían hacer para que no faltase nunca un plato de comida caliente encima de la mesa. De echo si el hambre apretaba, solo hacía falta apañar un chusco de pan duro para añadirlo a la sopa para llenar y dejar satisfechos los estómagos más hambrientos.

Y segundo porque solo con acordarme de tan delicioso manjar, lo puedo casi saborear en mis recuerdos.


Agua, sal, algún resto de pescado, una cebolla y con suerte un tomate y unas gambas, si bien esto último era ya un verdadero lujo, sin olvidar un chorrico de aceite de oliva. Poco más necesitaba mi abuela para hacer un delicioso plato que hoy recuerdo con cariño.

Los ingredientes que hoy utilizo para esta sopa son los siguientes:

  • Unos filetes de merluza, rosada, panga o perca, pescadilla...
  • Unas gambas arroceras
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • Limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

    A guisar:

En una olla pongo todos los ingredientes menos el pescado y las gambas, lo cubro de agua, lo sazono y cuando empieza a hervir pongo las gambas en un colador y las dejo unos minutos, retiro el colador y pelo las gambas una vez que se han enfriado.

Dejo hervir hasta que las verduritas estén estén tiernas. Es entonces cuando añado el pescado bien limpio de espinas y retiro la olla del fuego para que el pescado se cueza con el calor del caldo.

Por último, añado las gambas peladas, un chorrito de aceite y el zumo de un limón exprimido.

La humilde y siempre sustanciosa sopa tiene tras de sí mucha literatura y ha sido inspiradora de múltiples refranes populares. Aquí os dejo uno de ellos.

"Siete virtudes tiene la sopa: es económica, el hambre quita, sed da poca, hace dormir, digerir, nunca enfada y pone la cara colorada"

Featured Posts