viernes, 15 de octubre de 2010

Tomates cóctel rellenos de anchoa y roquefort

Es fin de semana. Toca experimentar en la cocina. Unas tapas, aperitivos varios, algo que echarse a la boca mientras charlas con los amigos alrededor de deliciosos manjares que hacen más placentera, si cabe, la conversación.

No hacen falta grandes alardes. Unos embutidos, algún que otro encurtido, unos frutos secos, algo de marisco, unas cervezas y un buen vino son más que suficiente para pasar unas horas en familia recordando, posiblemente, aquellos tiempos mozos de nuestra juventud cada día más lejanos.

Hoy toca sorprender con unos tomatitos cherry. Su agradable presencia hace que sean una buena alternativa para fomentar el consumo de hortalizas, sobre todo entre los más pequeños de la casa. Es una variedad del tomate tradicional, de menor tamaño, mucho más dulce y con forma redondeada, que se utiliza tanto al natural como para cocinar. La ración de consumo por persona es de 10 a 15 de estos pequeños tomates.


Los tomates cherry aportan un toque de color y aroma a platos de todo tipo: Pasta, arroz, legumbre, carne, pescado... Solos con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra de Jaén y una pizca de sal o en una brocheta con queso fresco, se convierten en un verdadero manjar.
Para la receta de hoy vamos a necesitar:
  • Una cesta de tomates cherry
  • Una lata de anchoas en aceite
  • Queso roquefort
  • Aceite de oliva virgen extra "Esencia Royal" de iloveaceite.com

Imagen:llepadits.com

La elaboración es bien sencilla. Solo tenemos que quitar con una puntilla el ojo del tomate y vaciamos, y con una cuchara pequeña ponemos la anchoa enrollada dentro y un taquito de roquefort que previamente habremos mezclado en un mortero o cuenco para que nos sea más fácil rellenar el tomate cherry y reservar en el frigo.

Ya solo nos queda presentar rociado con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y adornar con un poco de cebollino picadito.

Featured Posts